Advertencia: Se ha determinado que la lectura del próximo artículo puede causar traumas psicológicos en todo elemento a escala que sea de cartón, madera balsa, pvc, anime comprimido o algún otro material.

maqueta    

¿Saben lo mucho que puedes durar haciendo una maqueta? Puede ser un día entero, incluso dos, sin pararte de la mesa de dibujo y sin dejar de cortar constantemente. Yo realice una maqueta de madera balsa en 1er semestre, recuerdo que era algo sencillo pero como era para la clase de maqueteria, estuve durante mucho tiempo trabajándola con el mayor cuidado y detalle para que quedara absolutamente perfecta. Era de madera balsa, al terminarla me dirigí a mi clase, agarrando metro. Me bajo en la estación de transferencia para llegar a la universidad, bajando las escaleras para hacer transferencia, alguien golpea mi maqueta con una intensidad extrema, hubiese jurado que fue apropósito. Le digo que por lo menos pida disculpas a lo que me responde mientras se aleja “quien te manda, estabas atravesada” Mi molestia por la maqueta destruida, se elevo a la enésima potencia. Mis ganas de matarla, de asesinarla no eran normales. Estaba  acostumbrada a que la gente golpee las maquetas, lo hacen sin querer siempre pero que me contestaran así, me revolvió todas las entrañas. Mi única meta era la venganza, baje las escaleras y vi. Que justamente la mujer estaba recostada de la puerta del vagón. Camine rápidamente y la golpee con mi hombro al entrar y le dije “ayy perdon, es que estabas atravesada” Resulta que la mujer era medio malandra y me ha comenzado a insultar diciéndome que yo era la animal por buscar la venganza y me dice “Sabes que… entre tu y yo, la mujer eres tu” a lo que le respondo… “Ahh si, y tu que eres?” Sigue insultándome, con la rabia que yo tenia le muestro la maqueta y le digo… “Mira, porque si me golpeas la maqueta me tienes que hablar así y decirme que estoy atravesada, esto es un trabajo de mucho tiempo como para que vengas tu que aparte de que lo destruyes, no pides perdon”  me siguió diciendo que era la animal, la burra por vengarme y como la tipa era medio agresiva… Decidí caminar hacia la otra puerta, para al mismo tiempo contenerme de buscar mi exacto del bolso. Además, con la cara y su forma de hablar y gestos con las manos, sentía que en algún momento iba a sacarme un chuzo (arma blanca parecida a una daga pero mas primitiva). Era solo una estación, pero fue el trayecto en metro mas largo y mas tenso. Todo el vagón estaba callado, observándonos con admiración, estoy segura de que todos me apoyaban. Luego me comenzó a decir cobarde y decir que le tenía miedo al irme a la otra puerta y le dije “Me vine a este lado porque no me hago responsable de mis acciones si te tengo cerca”  al final se abrieron las puestas y me baje, cerciore que no me hubiese seguido. Observe mi maqueta destruida, parecía reparable. La pegue con pega UHU, la lije y quedo muy bien, la madera balsa tiene ese don, es un material muy noble. Le dije a la profesora y me permitió hacerla nuevamente… Pero nunca olvidare a la marginal que destruyo mi maqueta y de paso me llamo atravesada..

 

Anuncios