Así como me quejo de la mala suerte que tengo y de los días tan malos en los que el pato Lucas se queda pendejo, me deleito también de los días buenos para que tampoco digan que tengo muy mala suerte o que no se ver las cosas de forma positiva. Me mandaron un proyecto en este semestre, el cual se trata de “Redefinir la forma de habitar” para esto el profesor nos dijo que teníamos que hacer 4 laminas en las que íbamos a desarrollar distintos temas relacionados con eso. Para expresar lo que queríamos mostrar, podíamos usar fotografías, imágenes, bocetos, plantas, cortes y alguna que otra palabra o textos para enfocar nuestra idea. Los cuatro temas eran Descansar, Comer, Diversión y Aseo. Pero la explicación de lo que teníamos que hacer fue muy a la deriva, sin duda que la mayoría nos quedamos con un gran signo de interrogación en la cabeza.

comer

Resignada a que seguramente mi primera aproximación al ejercicio seria muy errónea porque con lo mal que me fue el semestre pasado, mis expectativas son muy bajas, me dedique a hacer mi mejor esfuerzo para que no fuera tan mala. Estuve todo el miércoles y jueves buscando libros en la biblioteca al azar, puesto que se había caído el sistema y había que buscar “a la antigua”. Se me ocurrió la idea de estudiar como eran la percepción de los espacios y su distribución en las casas antiguas, utilizando el ejemplo de la casa colonial y compararlo con arquitectura nueva. Ayer me dedique mas que todo a hacer muchos bocetos, a modificar las fotografías (a mano, no se usar photoshop) para resaltar lo que yo quería expresar y demás. Hoy me levante y me puse a escanear todas las imágenes. Llovía muy fuerte. Termine de escanearlas y me dedique a organizarlas visualmente, entre digitalizarlas y diagramarlas, me tarde toda la mañana. Siguió lloviendo durante todo el transcurso del día. ¿Saben cual es el peor enemigo de un estudiante de arquitectura? El Agua. Si, somos como la bruja del mago de Ozz, no nos gusta el agua, pero no es porque seamos cochinos. Simplemente que destruyen todo nuestro trabajo con solo una gótica. Resignada a que me iba a caer el palo de aguas encima y me iba a dañar el trabajo, termine todo. Cuando abrí la puerta de mi casa, observo un sol brillante y no podía ver ninguna nube gris. Con la mala suerte que tengo me imagine que apenas cerrara la puerta iban a aparecer (creo que me quieren mucho). Para mi sorpresa no sucedió, el sol siguió brillando en todo su esplendor y me dirigí a imprimir mi trabajo. Pensé “seguramente tiene un virus y no puede abrir el pendrive o alguna imagen no se ve”. Para mi mayor sorpresa, la impresión sucedió sin problemas. Salí del centro comercial observando el cielo con miedo de que aparecieran las nubes negras, pero seguía el sol brillando, diciéndome “tranquila que no voy a dejar que te mojen tu trabajo” Seguramente pensaran que soy muy pesimista pero es que las cosas nunca me salen tan bien. Agarre el autobús para la universidad, convencida de que mi buena suerte pronto acabaría y alguna alma en pena en mi trayecto me arrugaría mi trabajo. Llegue sin ningún problema ¿pueden creerlo? No se monto nadie con un abre-huecos, un exacto afilado, una botella de agua o un pirómano que pueda dañar mi trabajo. Sentí que era demasiada suerte para un día, resignada a que caería un rayo que destruiría mi trabajo y acabaría con mi buen día. Llegue a la facultad y algo estaba sucediendo y estaba muy mal…. ¡¡¡¡¡MI TRABAJO ESTABA INTACTO!!!! No se con cual pie me levante esta mañana, tal vez allá sido con una mano, pero tendré que repetirlo mas a menudo. Fui a la biblioteca a devolver los libros que me había llevado para hacer mi trabajo y me devuelven mi carné y lo guardo. Saludo a mis amigos y dejo mi trabajo en sus manos, con mucho miedo, pero iba al baño y a comprar algo de tomar, así que estaban mas seguros con ellos que conmigo. Cuando estoy haciendo la cola del baño, abro mi cartera y…. ¿Dónde esta mi monedero? No lo veo, pienso que como siempre, debo de estar ciega y esta jugando a las escondidas dentro de la cartera. Vacié toda la cartera… NO ESTABAAAAA. Lo sabia, el día no podía ser tan bueno, me robaron o lo deje botado en alguna parte (soy demasiado despistada). Pensando en cual seria el número para llamar y cancelar mis tarjetas de crédito… resignada, me dirijo a donde estaban mis amigos. Deprimida, pensando en todo lo que tenia que hacer para tener nuevamente mis documentos. Llegando a donde estaban mis amigos, paso al frente de la biblioteca y me pregunto… si perdí mi monedero, ¿en donde guarde el carné? Reviso, mis bolsillos y no estaba… Siiiiii una luz al final del camino, eso dice que lo deje en los últimos lugares a los que fui en la universidad. Me asomo en la biblioteca y no veo nada, me acerco a la mesa de mis amigos y allí estaba… brillando, radiante, con dinero e identificaciones. Me sentí flotando en el aire y dije “hoy es un día muy bueno” seguramente Famiglietti (mi profesor) va a arruinar ese sentimiento. Pero no importa, para eso esta la amnesia, simplemente recordaba mi maravilloso día hasta el momento de entrar a clases. ¡Adivinen! Mi percepción y mis imágenes tanto a nivel grafico como concepto gustaron mucho y los demás no me llegaban ni a los talones. Sentí que volaba en las nubes de algodón de azúcar. Me dijo recomendaciones para mejorar, pero que mi idea era muy buena, solo que tenia que pulirla y organizarlo mejor para expresar de una mejor forma lo que quiero decir. Ahora si lo puedo decir sin problemas y sin miedo…

HOY FUE UN BUEN DIA

¿Y tú? ¿Cómo fue tu día de hoy?

Aqui les dejo las imagenes de mi trabajo, luego les muestro mis ideas mejoradas y corregidas.

Diversion

Descansar

Baño, asear

Anuncios