examen final

Durante muchas veces en mi vida, me he acordado de Murphy en ciertas situaciones y de sus sabias palabras “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Recordando que estoy a final del semestre, ya lo que me queda es la entrega final y los exámenes sectoriales de cada materia. Las evaluaciones en arquitectura constan de una primera parte en donde se evalúa el 60% de la materia y si apruebas estas evaluaciones, tienes la posibilidad de ir al examen sectorial que vale el 40% de la nota y es realizado por todos los profesores que dan esa materia. Meten a todas las secciones en un mismo salón y los alumnos presentan el examen de toda la materia. Es una presión muy grande porque es toda una semana completa de exámenes sectoriales. El día lunes era mi examen sectorial de geometría descriptiva. A las 10 am era el examen, puse la alarma a las 7:30 am para levantarme.

Suena la musica de la alarma “din din diiing good morning” y mi cuerpo que todavía estaba muy feliz de estar en la camita, no estaba psicológicamente preparado para levantarse inmediatamente, así que le dí al maravilloso botón de “5 minutos mas”. Pestañee y ya estaba sonando nuevamente la alarma, como buena dormilona, habré apretado el botón unas 4 veces, hasta que mentalmente me dije a mi misma que era hora de levantarme. Prepare mi desayuno y me vestí rápidamente, organice mi maletín, lave las escuadras que estaban un poco sucias, pero no encontraba por ninguna parte mi escalimetro. ¡Vaya! ¡que excelente! dije en mi cabeza ¿como se te ocurre perderte hoy? decía mientras buscaba mi escalimetro esperando que entrara en razón y decidiera aparecer, no funciono. Recordé que tenia un escalimetro de metal que casi nunca usaba y con ese me fui para la universidad.

Para llegar a la universidad debo de agarrar tres autobuses, estaba en la parada esperando y había demasiada gente esperando el mismo autobús que no pasaba, al final paso uno que venia excesivamente lleno y con toda la cantidad de gente que había no me iba dar oportunidad de montarme. El reloj hacia tic toc, diciéndome que se me estaba haciendo tarde. Tome un taxi hasta la parada de los autobuses que van hasta caracas (porque un taxi directo para Caracas es muy costoso) y allí me monte en mi autobús que arranco rápidamente.

Había muchísima cola pero para mi alegría, se movía rápidamente, todo pronosticaba que iba a llegar a tiempo para el sectorial. Llegamos a la autopista y no había nada de cola, contenta, sabia que en 10 minutos estaría llegando a plaza Venezuela en donde caminaría hasta la universidad. Repentinamente el conductor frena y se baja del autobús, en mi mente pienso “¿Que le pasa? ESTE NO ES MOMENTO DE PERDER EL TIEMPO. Siga conduciendo el autobús YA!!!” Todas las personas que venían en el autobús se quedan extrañadas. El conductor volvió a subir a la unidad y dijo “Se espicho un caucho” QUEEEEEEEEE No sabia si morirme, suicidarme, reírme o llorar. Me baje del autobús Estábamos accidentados en plena autopistas y los autos iban y venían, pasaban muchos camiones, gandolas y vi uno que otro taxi, pensé en tomar uno pero mi efectivo era muy limitado, tal vez me alcanzara si me hacia descuento por una mamada ¡No jodas! ¿Y si era mujer?. Estuve esperando unos veinte minutos y paso un autobús que es de la misma linea del autobús accidentado y el conductor le hizo señas para que se detuviera, el autobús en movimiento hizo señas de que atrás venia otro y siguió su camino. Al instante llego el autobús que venia mas atrás y muy rápidamente me monte en el, en donde se lleno lo mas que podía y arrancamos. Al parecer iba a llegar un poco mas tarde de iniciado el sectorial, lo único que me importaba era que me dejaran presentar, porque muchas veces a los que llegan tarde, no los dejan entrar y raspan la materia.

Una vez que llegue a plaza Venezuela, camine lo mas rápido que pude hasta mi facultad, riéndome de las ironías “cosas que pasan cuando vas tarde al examen final de la materia” Mientras caminaba apurada, alguien me intenta preguntar algo y lo ignoro por completo mientras sigo apurada hacia mi destino y esa persona se molesta y grita “GRACIAS POR TU AYUDA GORDA ESTUPIDA” ¿por que ese tipo de personas aparecen en los momentos mas precarios? Seguramente me hubiesen pegado un tiro y me estuviese desangrando y corriendo al hospital y me hubiese dicho lo mismo. Si, es verdad, hay que ayudar al prójimo pero no cuando tu esfuerzo de todo el semestre lo puedes perder en 5 minutos de.. ¿cual es la facultad de ciencias? ¿donde queda control de estudios? ¿es muy difícil entrar acá?¡¡Vaya!! Llevas un maletín, ¿estudias arquitectura?. Camine muy rápidamente y llegue a mi facultad, todos los alumnos estaban afuera y justo cuando llegue, empezaron a llamar a cada una de las secciones, una por una para entrar al salón, me sentí en la gloria, es como si los profesores hubiesen dicho… “Ah ya llego Vanesa, ahora si podemos empezar”. Me senté en mi mesa, la limpie, pegue mi hoja, saque mis escuadras y empezó el sectorial.

Anuncios