<!– @page { size: 21.59cm 27.94cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

Libros. ¡lLOS AMO! Si tuviera todo el tiempo del mundo me dedicaría a leer y leer. Nunca he sido amante de los deportes, tal vez porque mi mente no puede interactuar tanto en ese tipo de hobbies. Me pagaron un poquito de dinero y dije que debía de comprarme un libro grande y grueso de arquitectura para ver todas las obras hermosas y decir “Cuando yo sea grande quiero hacer algo así”. Feliz, moví mi trasero a la librería “Tecniciencia” que queda a dos cuadras de mi casa. Al observar lo que se encontraba, estaba lleno de libros de la editorial TASCHEN, en donde no ponen plantas, cortes ni ningún tipo de información de planos de las edificaciones que aparecen en los libros. Considero que están enfocados hacia las personas que no saben mucho sobre Arquitectura pero les gusta lucirse llenando su biblioteca personal para decir lo cultos que son o simplemente les interesa el tema pero no están bien informados y se dejan llevar por una portada y un titulo bonito ¿a quien no le ha pasado eso?. Interesada por conseguir un libro dedicado a algún arquitecto, buscando nombres que sobresalieran de la estantería como… Rafael Moneo, Le Corbusier, Koolhas, o algún otro arquitecto proclamado como “dios”. Decepcionada, no vi ningún nombre conocido ni alguno que desconociera y llamara la atención de mis ojos miopes. De repente el nombre de Gaudi llamó mi atención, el libro se veía muy interesante, pero nuevamente no presentaba la información detallada de su obra, simplemente unas muy bellas fotografías, que sin duda podría admirar, pero no me permitirían analizar la obra mucho mas allá de lo que significa una perspectiva. Devuelvo el libro de Gaudi a su lugar y algo a su lado me llama totalmente la atención “1001 CONSEJOS PARA REMODELAR SU HOGAR” indignada por lo que mis ojos estaban leyendo, observo los demás ejemplares que seguían tratándose de lo mismo “CONSEJOS Y TRUCOS PARA DECORAR SU CASA” Whaaaaat???? Mi trauma no era normal, siguiendo esa misma filosofía, me preguntaba si en la sección de libros de Medicina, también ubicarían la de maquillaje. Me imagino que no seré la única indignada, seguramente habían muchísimos errores en cada sección en la que cada experto, se dará cuenta. A ver mis pequeños desastrosos, ¿que barbaridades han observado en la calle? Cuenten sus desventuras para conseguir un poco de alivio en este espacio de expresión

Anuncios